Chinches en el Espejo

diciembre 16, 2008

En el nombre del padre

Filed under: Propio — chinchesenelespejo @ 10:59 pm

Mi padre me inculcó el ateísmo como otra religión cualquiera.

Crecí asfixiado por los halos de espiritualidad opaca que enturbiaban el aire en cada estancia de la casa, por las marcas de las batallas contra Dios en las paredes. Me tatuó en la piel, teñida de otro color, la uniformidad de pensamiento. En los primeros años se aprovechaba de la ciega adoración que sentía por él, y es de esta época de donde provienen mis más enraizadas convicciones: ya no sé qué pienso por haberlo pensado yo ni qué pienso por habérmelo contagiado él. En torno a los siete años comencé a promulgar su mensaje por las aulas del colegio; hacía saber a todos que la primera comunión no era más que una patraña mientras trataba de sonsacarles sobre qué regalos iban a recibir. Después llegó la época vandálica de la adolescencia, cuando me especialicé en el bautismo de crucifijos.

Anuncios

Blog de WordPress.com.